Archivo de junio de 2011

Término Nada-Utilidad

Martes, 14 de junio de 2011

Término Nada-Utilidad

El abrazo dado, esta vez verdadero, como una despedida. La mujer con los labios pintados de rojo, el pelo rubio. Un tren de mercancías que pasa y olor a café en la estación, la hora: las siete de la mañana.

El hombre se marcha solo a su casa, su mujer ya no está. Empieza un recorrido mental, acaba de cumplir los cincuenta y se conforma con estar sano. Sabe que nunca volverá a verla, le gustaría pensar que tiene toda la vida por delante, pero no es cierto.

Pasan los meses, el hombre hace un duelo de seis meses por su mujer que ya nunca volverá y luego empieza a buscarse una compañera.

Conoce a una mujer por Internet, ella le pide su teléfono sólo para saber que al menos está tratando con un hombre. Se llaman, pero hay algo en él que no le cuadra a ella, no llegan a quedar. El hombre ha perdido dos meses de su vida.

El buen señor conoce en el cine a una mujer, hablan de la película, se dan los correos, hablan de cine por correos electrónicos dos meses, al fin quedan juntos para ver una película y ella le empieza a hablar de otros hombres, dándole a entender lo poco que vale para ella como amante. Al final discuten. El hombre ha perdido cinco meses de su vida.

El hombre se apunta a bailes de salón, va de ridículo en ridículo con todas las compañeras del curso, al final tiene un lío con una de las mujeres, con la más caritativa, cuando creé que va a acostarse con ella no la vuelve a ver, un amigo la encuentra con otro hombre mucho más alto y guapo que él. No vuelve a verla nunca más. El hombre ha perdido seis meses de su vida.

El señor empieza a llamar a antiguas compañeras de la universidad, todas están casadas ya. Se convierte en el paño de lágrimas de todas sus amigas, todas infelices en sus matrimonios pero ninguna quiere dejar a su marido. El hombre pierde tres meses de su vida.

En la calle se encuentra a una loca hablando con los árboles y los bancos, toman un café juntos. Se da cuenta de que podría acostarse con ella con tan sólo contarla un cuento de hadas, pero al señor le da un ataque de ética. Mantiene conversaciones muy interesantes con esa mujer porque su mente está completamente al límite. La sensación que tiene es de no haber perdido el tiempo, pero sigue sin una compañera. El hombre pierde dos semanas de su vida.

Un día el buen hombre decide probar con prostitutas, llama a un teléfono anunciado en el periódico, un sexto sentido le dice que va a tener muchos problemas si sube al piso donde le están esperando. El señor pierde un día de su vida pero gana saber que siempre tiene que hacer caso a su sexto sentido, no vuelve a tratar con furcias.

Decide dejar de buscar una compañera.

Entonces suena su teléfono y le llama una antigua amiga, le pregunta por su situación económica, ella quiere dejar a su marido pero busca a alguien que gane igual o más dinero que él. El hombre aprende que tiene que buscarse un trabajo en el que le paguen mejor. No pierde ni una hora de su vida con esa valiosa lección, sigue estando solo.

En un bar la camarera le pregunta en qué trabaja y él la ve hacer un cálculo mental del dinero que puede ganar al mes, a ella le gusta pero no quiere una vida de miserias, ella no quiere muchos caprichos pero al menos dejar de ser una camarera y poder dedicar los sábados a pintarse las uñas. Sin embargo le ofrece su amistad, en espera de que con el tiempo pueda optar a un trabajo mejor. Con el tiempo la cosa no mejora y un día llega al bar y ella no está, las compañeras dicen que no saben su teléfono. El hombre pierde un mes de su vida, pero al menos ha encontrado un gran amigo: el alcohol.

El hombre pierde la paciencia.

El hombre se da a la bebida y busca compañeros machistas, pasa el tiempo bebiendo y hablando mal de las mujeres con hombres que están de acuerdo con él de antemano, en una de esas farras una buscona se une al grupo y los tres amigos casi se matan entre ellos por llevársela a la cama, el que se acuesta con ella al día siguiente cuenta que era una zorra. Ese se la va a follar más veces porque se ve que la chiquilla sólo está buscando tíos para chingar. Un día el amigo viene al grupo y cuenta que la ramerilla es su novia y que ya no es una ramerilla y que nadie hable mal de ella porque le parte la cara. Los amigos no lo vuelven a ver. El grupo de machistas se reduce a dos, uno se encuentra a una mujer en su camino que es puta pero que no le cobra, decide retirarla y mantenerla. El hombre vuelve a estar solo de nuevo. No sabe si ha perdido o ganado el tiempo, pero tiene un principio de pancreatitis producido por el alcohol. Ha pasado un año entero.

Entonces el buen señor decide viajar al tercer mundo para comprar una mujer a unos campesinos pobres, en la aduana es detenido por la policía y amonestado por una jueza.

El hombre ha perfeccionado su inglés.

En los dos meses que ha pasado en la cárcel descubre el sexo anal y ahora podrá hablar con conocimiento de causa con las compañeras a las que quiera sodomizar. El hombre no ha perdido el tiempo, pero lleva tres años sin hacer el amor(con una chica)

Tres meses más tarde el hombre se hace adicto a la cocaína y al speed.

El hombre ya no quiere un compañera, su único amor es “la nieve”…Las mujeres aparecen por todas partes…Mujeres ejecutivas le invitan a su casa a tomarse un raya y le acaban echando un polvo, pero él sólo quería esnifar…Menores de edad están a punto de meterle en un lío insinuándose constantemente por una línea…Yonkis de todo tipo le ofrecen sexo por un poco de polvo blanco, putillas de lujo se suben a su regazo buscando algo más que afecto. El hombre no sabe cómo quitarse de encima a tanta hembra, a ellas les encanta que no las haga caso, que no les preste ninguna atención, que sólo vaya a lo suyo y que lo suyo sea la droga. Más de una vez deja colgada a una chavala en un portal o en un bar y ella recorre toda la ciudad hasta encontrarlo. Muchas mujeres se pegan por ser sus amigas íntimas que le comprenden y que le van a redimir, los días que tiene bronca por tener los nervios destrozados las mujeres le encuentran muy masculino, ha tenido que cambiar de teléfono nueve veces porque las chorvas literalmente le acosan…porque no quiere nada con ellas.

Un día se mira en los cristales del Banco Pastor y se encuentra con la cara de un loco de puta madre, ni siquiera se masturba, toda su energía se va en consumir.

Se vuelve agresivo en el curro para conseguir más dinero para droga, sus jefes lo ascienden rápidamente porque esa es la actitud que quieren ver en el trabajo. El hombre se vuelve manipulador con sus superiores e implacable con los inferiores, en un año detenta un puesto de gran responsabilidad, su consumo es de seis gramos por día, finalmente decide meterse en política. Ya no tiene ninguna ética pero no por eso va a buscar a la loca que hablaba con los árboles.

Descubre que el Poder es lo verdaderamente afrodisíaco y de repente se encuentra con que tiene que acostarse con mujeres para medrar, la situación le desconcierta. Se estimula poniendo rayas de coca en los pechos y pubis de las indicadas, en dos meses llega a alcalde de un pueblo de medio millón de habitantes.

Un periódico local le pregunta qué le llevo a ser alcalde y el buen hombre responde que él sólo quería echar un polvo.  A la gente le hace tanta gracia que acaba de presidente del gobierno. En la revista Times es el hombre del año, no se le conoce ninguna mujer en su vida.

Meses más tarde el presidente se dedica a amasar una gran fortuna y a tener contacto con los grupos narcos internacionales, en sus fiestas privadas hay chicas con los pechos desnudos que llevan bandejitas de plata repletas de coca, él sólo se fija en las bandejas.

Finalmente asciende a la élite de los poderosos y los banqueros y decide controlar el flujo de dinero mundial, lleva miles de años sin hacer el amor pero porque eso es el placer barato de la chusma, él conoce el verdadero placer: EL PODER. Él no necesita una compañera porque se basta a sí mismo para darse todo lo que necesita, el no necesita sexo porque la droga, el dinero y el poder se la ponen muy dura.

En el último tramo de su vida no tiene más contacto con las mujeres que el meramente imprescindible. Está a punto de ser el presidente del Banco del Nuevo Orden Mundial, su nariz es de platino. Alguien piensa que está acumulando demasiado poder y los poderosos entre los poderosos deciden tenderle una trampa.

Finalmente es acusado de violación, elude la cárcel y se retira del mundo. En una cabaña en el bosque se dedica a escribir, quiere tener una obra completamente genial. Su libro se titulará “Término Nada-Utilidad.”

Cuando el hombre se pone a escribir descubre con asombro que no puede pensar más que en su mujer.