Archivo de abril de 2011

MOSQUITA MUERTA

Martes, 12 de abril de 2011

MOSQUITA MUERTA

Parecía muy inocente pero cuando se desnudó me excitó que su piel fuera oscura. Había venido de trabajar de la fábrica a nuestra casa y se sentía atraída fatalmente por mí. Proyectaba la imagen de una mujer rubia entrada en años de narices respingonas en la persiana del frigorífico pero no era ella. Hicimos el amor con la puerta del cuarto de las niñas abierta, entraba una luz como de verano pero no era verano. Yo la guiaba la cabeza a lo largo de mi falo pero no sabía cómo lo hacía porque no movía las manos. Luego se levantó y me miró desnuda, entonces entró mi madre pero ella no se vistió. “Esta mujer está llena de bichos nerviosos” dijo mi madre “Lo digo por si te has acostado con ella.” Luego salió de la habitación como admirada y avergonzada al mismo tiempo, la chica de la fábrica salió al pasillo conmigo y se dirigió a mí como con miedo y rabia a la vez. “Tomo un gas que me pasa un amigo bombero y que también se usa para matar el pus” me dijo ella. Entonces apareció el señor Aguilar, que era un hombre robusto vestido como un tejano con sombrero y todo y un cinturón pesado de hebilla azul que me gustaba. “Ves a esta niña que está junto a ella” me dijo el señor Aguilar señalando a una niña rubia de once años tan alta como ella, pero ella estaba todavía a mi lado, me acababa de hablar del gas que mataba el pus, así que ella se estaba proyectando otra vez…”Ves a esta niña” prosiguió el señor Aguilar “Te querrás creer que cómo todas las de su edad tiene un amigo imaginario y que ayer cuando llegó le dijo:

–La Bestia ha nacido, volveremos a ser guiados.”