ERA BELLO EL ATREVIMIENTO

ERA BELLO EL ATREVIMIENTO
 

El viejo cajón del infinito

con sus miradas petulantes

un agujero dotado de sentido

que la Madre-Aguja envuelve

como esa luna que agita el mar,

verdosa o negra.

Los comentarios están cerrados.