Archivo de abril de 2009

Cien

Miércoles, 1 de abril de 2009

CIEN
 

En el lugar donde se encarna la profundidad,
no me ofrezcas los actos gastados, alma,
no me los hagas brillar en el fondo de la jaula del esplendor con el diamante de la verdad
si no es para poder hablar de lo que hablo por el silbido que transmite lo que quiero decir:
que todo pueda volver a la unidad
tocado por la energía de la belleza en luz
hasta que los males del mundo ya no se perpetúen,
hasta que el amor nos alcance como el silencio da alcance a la noche
y lo real se someta a nuestros designios,
hasta que la tristeza nos disuada por la huella de nuestros años
y las palabras nos gusten por sí mismas y estén vacías de significado
cien sólo será cien y seda seda y pala pala,
hasta que del sonido sobre el código
y las banderas expresen su color tan solo, forma, turgencia y suavidad,
y los letreros sobre los edificios serán dibujos hechos por el capricho.
Hasta que todos los trazos del alfabeto se vuelvan bellos signos,
y aquello que llamamos a se vuelva casi un ojo o la carpa de un circo,
y las uves gaviotas.
Hasta ese día cien será dinero, tiempo, edad…
número, cifra, tamaño y relación
y no tendrá ese preciso y bello gesto que yo no puedo hacer llegar hasta vosotros,
que habéis luchado por arrojar por el balcón de vuestra mente al niño.

No quiero sentir que hay una luz al final del camino

Miércoles, 1 de abril de 2009

No quiero sentir que hay una luz al final del camino
 

No quiero sentir que hay una luz al final del camino,

prefiero mantenerme en el círculo

y pensar en todos aquellos que dejaron de quererme

y en los que una vez me quisieron,

su recuerdo es como una palabra torpe en la boca de un niño,

sana y salva

pero pertenece a otro orden.

Antes de que el avispero del tiempo lo corrompa todo

Miércoles, 1 de abril de 2009

Antes de que el avispero del tiempo lo corrompa todo
 

Antes de que el avispero del tiempo lo corrompa todo,

de que esté fuera de lugar,

de no encontrar jamás mi sitio,

 un par de cosas hay que debes saber:

la madurez es una claudicación

y en primavera el aire es frío.

Atesóralas en tu memoria

junto algún lugar de mi recuerdo.