Archivo de marzo de 2008

Una historia

Lunes, 31 de marzo de 2008

DAVID EL CATA CUENTA COMO UNA NOCHE CONOCIÓ A UNA ALEMANA QUE TENÍA DOS HERMANAS TAN GUAPAS COMO ELLA Y UNA MONA CON CANCER

Una noche cuando teníamos veinte tacos Klaus y yo, nos fuimos de punto con unas tías que no sabíamos de dónde habían salido y a mitad de la noche nos preguntamos ¿Oye qué hacemos con éstas? El caso es que llegamos a una casa, porque las tres eran hermanas, ah, que no te lo he dicho, que era una alemana que estaba buenísima, bueno, estaban buenísimas las tres, pero ya ves, de lo más tonta ¿Qué edad tendría? ¿Quince años? Le preguntamos de dónde era y ella dijo “Alemana” Empezábamos a meterlas mano porque eran tres, o sea que no sé qué las hicimos y ellas decían, no, no, parad, porque sólo querían besitos, en cuanto las tratabas de coger una teta te apartaban la mano y te decían deja, deja… No veas qué casa, Gabi, eran riquísimas pero no se parecían en nada la una a la otra ¿No te has fijado que los hijos de los ricos se parecen entre ellos? Pues me dijo la alemana que no se iban a acostar con nosotros pero que nos podríamos quedar en el chalet los cuatro días, no veas primo, que fin de semanita, allí en el chiringuito de esas puercas y sin poder follar… el Klaus y yo todo amargados… Y ahora no te lo pierdas, que tenían una mona en una jaula, pero la mona estaba “colgá”, la tenían como un adorno en el salón y la mona no dejaba de darse golpes contra la jaula ¿Pero qué la pasa? Las decíamos y ella que la mona tenía cáncer y que estaba en fase terminal… ¿Pero no podríais sacrificarla por caridad? Ya para lo que le queda… y la pobre mona “desesperá” metiéndose contra la jaula, CRASH, cortándonos el rollo ¿Pero qué rollo podría haber allí? Besitos y nada más… Un asco tío, y lo peor era por la noche, que te acostabas todo “amargao” y solo y sin follar, en un cuarto metido, y cada diez minutos escuchabas a la mona AARRGGG darse contra la jaula, queriéndose matar, y tú solo en la cama echo polvo, “empalmao”, y sin poder dormir.

CUNILINGUS

Lunes, 31 de marzo de 2008

CUNILINGUS
Los primeros cinco minutos me parecieron estupendos, no me dolía el cuello ni la cabeza y la boca la tenía bien colocada. En los siguientes diez minutos se me empezó a cansar la lengua, aún así conservaba un buen nivel de excitación y disfrutaba con lo que estaba haciendo pero con el siguiente cuarto de hora se me empezó a nublar la vista, entonces fue cuando cerré los ojos y ya no volvería a abrirlos hasta el final. Luego recuerdo diez minutos de los que siete los aguanté por ella, porque me gustaba y me caía bien, y los tres minutos restantes fueron por obra y gracia del más puro amor. A partir de aquí todo empieza a hacerse confuso, mi boca sigue presionada contra ella, sigo lamiendo y chupando todo lo que puedo, pero la cama empieza a darme vueltas y su piel me parece que se queda pegada a mis labios, entonces es cuando ella intenta decirme algo pero su voz llega hasta mí amortiguada como si hubiera niebla y yo siento que la sangre se ha detenido

CATÁLOGO DE NIEVE

Lunes, 31 de marzo de 2008

CATÁLOGO DE NIEVE

Recién duchada, rubia, el abrazo descendía hasta el suelo, la puerta se cerraba pero aun así quedaban resquicios, puertas incompletas.
De patinadora de catálogo de nieve, con un disfraz de algo, por la plaza mayor, en una especie de reunión, porque estaba claro que me seguía queriendo.
Y yo empecé a coger velocidad, hacía tiempo que no patinaba tan bien y durante tanto tiempo. Me despedí de mi cuñado y me fui para mi casa—aunque no la reconocía en absoluto—después de haber buscado a la rubia patinadora por todas partes, arrepentido de haber sido tan borde con ella, y es que las chicas que son como un pez son exageradamente sensibles, aunque ésta fuera disfrazada de besugo o gallina para la marca de ropa que ella representaba y que había salvado a un zorrillo en la nieve e incluso a una cría de elefante que era un rato fea la pobre. Y yo al volver a verla me sentí realmente emocionado ¿Enero? y comprendí que hubiera sido un gran filósofo y no solo un excéntrico estudiante de filosofía al mirar en la tele como Raimond Paniker pensaba de la vida lo mismo que yo después de ochenta años.
Quizás habría llegado a la locura.

TRABAJABA EN UNA ONG

Lunes, 31 de marzo de 2008

TRABAJABA EN UNA ONG,

estoy en casa de un chico millonario que es el mismo que en un VIPS de Málaga me pidió un cigarrillo con las manos llenas de grasa de coche, ahora me ofrece una gran cantidad de gorros, una gran cantidad de zapatos… Puedo dormir en su casa que es enorme, yo soy una especie de cura y quiero a todo el mundo, también le quiero a él, aunque me ofrece una droga, un ácido para hacer el amor con mi novia, es una droga del amor, la acepto. Tiene la forma de una pequeña pastilla roja. La pastilla roja tiene la forma también de una bombilla. Puedo escuchar las conversaciones telefónicas de Manuel Fontana, así que pensé que ya me había tomado la pastilla y ese era su efecto, lo que ocurría era que estaba suspendido en un puente, a no mucha altura. La conversación de Manuel Fontana es crucial, cambia mi vida. Decido dejar la ONG, decido dejar el sacerdocio y entonces el chico millonario, que es mi jefe, me indica que ahora debo ayudar a una niña de cinco años que quiere suicidarse porque esta harta de la vida, realmente parece que tiene siete cuando me la encuentro, pero su inteligencia es de alguien de al menos sesenta. Por fin la convenzo diciéndole que si lo que quiere es matarse que espere cinco años, porque en cinco años no quedará nada de ella, habrá cambiado tanto que será como si se hubiese destruido. Intento recordar la conversación de Manuel, me podría dar la clave para evitar una desgracia, yo lo que sé es que pasamos por sucesivas muertes, que renunciar es como suicidarse, eso es lo que tengo que decir. Por fin salvo a la niña de sí misma, pero tengo que ayudar a otro chico que tiene un problema sexual grave, esta vez sé que voy a fracasar.

DECIDO VIVIR EN UNA CASA QUE ESTÁ ENCIMA DE UN ÁRBOL GIGANTE

Lunes, 31 de marzo de 2008

DECIDO VIVIR EN UNA CASA QUE ESTÁ ENCIMA DE UN ÁRBOL GIGANTE

y que también es el árbol mismo. Acababa de ser avisado el personal de la eminencia de un ataque atómico, así que todos corren a sus refugios, pero a mí, tener esa casa me gusta, la ocupo. Todos hemos pasado por unas grandes naves grises y tristes, como los pueblos de Castilla, tristes y grises, yo no quiero refugiarme allí y quizás a mi árbol no le alcancen las bombas. Mucho después me doy cuenta de que en esa zona estaré solo, pero que será fácil que me salgan compañeros de piso: algún abusón de la infancia que vuelve, por fin lograré dejar de fumar. No parecía una gran desgracia sufrir un ataque atómico, estábamos muy aburridos, recorríamos los patios de una organización que daba refugio a los niños junto al ganador del concurso que le permitía adentrarse en la zona prohibida como premio, entonces yo pensé: “Yo ya estoy en la zona prohibida sin ganarlo, sin permiso, sólo porque esta zona es mi sitio.” Por eso comprendí lo de Turín, por eso comprendí lo de Nagual, por eso todo encajaba poco a poco en su sitio, por eso llevaría una vida mucho más sana, aunque pudiera ser destruido por una bomba nuclear en cualquier momento, tenía buenas vistas… Cada uno tiene que encontrar su sitio o tiene que volver a él.

Intentar mediar en un debate es como trans-humar con especies inexistentes

Lunes, 31 de marzo de 2008

“INTENTAR MEDIAR EN UN DEBATE ES COMO TRANS-HUMAR CON ESPECIES INEXISTENTES”

ponía el cartel de la habitación de la Iglesia de Marta… El invento era bueno, alquilar capillas para mujeres o para hombres, pero nunca para nada más. Un solo ser humano viviendo junto a velas, junto a veleros encendidos, junto a una imagen sagrada de forma permanente. El padre de Manuel iba a alquilarse la habitación de Maese Pérez el organista. Después pensé en la posibilidad de convertir viejas iglesias románicas en centros de turismo rural, como se hiciera antiguamente con los castillos, pero Marta Estudiante estaba en Sevilla, viviendo en una capilla y me invitaba a su casa, estaba guapa, seguía teniendo una bonita voz, quedaba conmigo a las siete y yo tenía las ideas más claras, comía un sangüis de pollo que era una delicia, mientras subía al autobús y viajaba a otro sitio, parecía que Marta y yo habíamos congeniado al fin, pero en el autobús se me presenta un rubio enorme y me pregunta por de las Fuentes Tudela, ya que le conoce, y empiezo a sentir el agobio del peso de las buenas familias.

Del diario de sueños de Gabriel

PELIGRO DE ESCAPAR CON UNA SOLA MUJER

Lunes, 31 de marzo de 2008

PELIGRO DE ESCAPAR CON UNA SOLA MUJER

Un reportero reconoce en una tumba de Amán su propia letra grabada en el barro cocido de la lápida de una vieja tumba, con una inscripción o epitafio que dice “soy como una cometa con el hilo demasiado corto” Era mi primera novela o un sueño dentro de ella, sólo sé que el argumento terminaba diciendo: Buscándose a sí mismo se irá vivir con unos hombres que cultivan flores de invierno. Se lo comentaba todo a Jaled, el árabe de la autoescuela, y el buen hombre me comentaba con su acento francés:
–¿Sabes lo que significa esta señal?
Y me enseñaba un dibujo inenarrable pero muy gracioso.

BORGES VIVO

Lunes, 31 de marzo de 2008

BORGES VIVO

Borges pensaba que la lluvia pertenecía al pasado y que Cervantes podría ser su amigo y también pensaba que Cervantes era un buen poeta aunque él renegase de esa gracia que no le había dado el cielo y que sin embargo tenía.
Descubrí un poema narrativo que es la fabulilla del viejo que agotado llama a la muerte y luego pide que le lleve las maletas, descubrí la misma fábula cambiada en otro autor y luego descubrí que Borges escondía
su poesía:

Dios es ateo.
Dios no sabe que existe,
Dios no tiene conciencia de su maldad.
Dios no conoce.
Dios no recibe.
Dios tiene un problema metafísico…
Dios ha perdido la fe Dios.

Arranqué del libro de su biblioteca la página señalada por él mismo y me la llevé, pensé en quemarla pero no lo hice, pensé en haberla escrito yo, pensé en quedármela pero tampoco me gustó la solución. La poesía estaba allí y viajaría conmigo, pero no podía reconocerla. No sabía su autor. Borges también viajaba conmigo en el viejo coche de los Guerro…
–Una de las que más me gustaba me llamaba su payasito–decía Borges–y un día me regaló un mimo de porcelana que me produjo verdaderos escalofríos de terror. Era un muñeco que tenía ojos de loco y su mirada era tan triste y su sonrisa pintada tan patética…
–Anda, calla Borges, que no puedes ver nada…–le corté mientras metía el poema en su bolsillo..–No te fatigues hablando…

Dentro de poco alguien encontraría el poema en su bolsillo y se lo atribuiría a él…En ese momento recordaría que el autor era yo, pero que no era mío.

DELINCUENCIA

Lunes, 31 de marzo de 2008

DELINCUENCIA

Un delincuente atraca en una joyería, pretendía llegar a conocerse pero tuvo temor, dice que a sus espaldas el suelo se movió, que en medio de la nada surgió una fuerza parecida a la mano de un hombre que lo redujo, algunos años antes había sido el mismo parte de otro cuerpo, que fue expulsado de éste en medio de una deflagración, que la muerte de otro sirvió para limpiarle la vida y que así explica que desapareciera y que de ninguna manera pudiera explicar proceder de otra parte, dice que un delincuente atraca en una joyería y que se quedan sin fuerzas para explicar por qué lo hizo, porque ni ellos son periodistas, ni alojaron jamás a un delincuente ni conocieron la existencia de alguna joyería, que no son más que hoteleros y que debemos dejar la habitación ahora, tú y yo, antes de que den parte.

LA BELLEZA DE LOS ARCOS

Lunes, 31 de marzo de 2008

LA BELLEZA DE LOS ARCOS

Mirábamos la torre como si nunca hubiéramos estado allí.
Envuelta en una bruma y majestuosa a pesar de la oscuridad imperante, su color, teñido de vergüenza y meticulosidad, me hacía presagiar sangre y misterios. Tuvimos mucho cuidado de no acercarnos hasta el final. Había algo diabólico en ella, lo cual la hacía mucho más atractiva. Había algo perverso y fascinante a lo largo de toda su perfecta estructura. No imaginé ni por un momento que acabaríamos viviendo allí y que podría relatarlo como si nuestros cuerpos pudieran encerrarse en un sueño: “Será como si nuestros cuerpos pudieran encerrarse en un sueño, pensé, será como estar viviendo dentro de una carcasa de fantasía.”
Mi amigo y yo seguíamos sin creérnoslo, observando detenidamente desde el vehículo. Finalmente bajamos y nos detuvimos a coger un pedazo de tierra. Miré a mi alrededor y entonces me di cuenta de que estábamos formando parte de un decorado.
Camino de regreso hablamos de la chica.
Camino de regreso fue cuando hablamos de la chica, la conocíamos los dos, luego tuvimos el accidente y me admiré de mi sangre fría. El coche se precipitó al río y yo entonces dije: “Tranquilo, no va a pasarnos nada” y sostuve al niño en mis brazos. Caímos muy cerca de un garito de la guardia civil, corrieron a auxiliarnos. A pesar del accidente ambos estábamos pensando en lo mismo. Marqué el número de la chica, 63 390 50, mientras mi compañero me escudriñaba con un indescifrable rencor.
El alma me pesaba como si fuera de chocolate.