Archivo de diciembre de 2007

LO QUE SÉ DEL AUTOCONOCIMIENTO

Lunes, 31 de diciembre de 2007

LO QUE SE DEL AUTOCONOCIMIENTO

Hay que descartar lo que no se es para saber lo que se es. Tenemos ideas y nociones de que somos algo. El yo que pensamos que somos a veces no nos parece muy agradable, debemos cambiarlo. Si tengo un yo cocinero que cocina bien, viene alguien que cocina mejor que nosotros y nuestro yo se baja, se siente torpe, nos enojamos, nos deprimimos por el ego. O nos resignamos o nos revelamos contra ese yo. Para saber que es lo que somos necesitamos una mente que se despierta. El sujeto no es los objetos, se te rompe la mesa pero a ti no te pasa nada. El yo que queremos ser no lo conocemos realmente, aceptar que el yo no se conoce. Pensar como un artista puede conducirte al borde del fascismo, te identificas con la acción, lo irracional o un movimiento romántico. Pero es porque estás buscando el verdadero yo que tú quieres ser. El cuerpo es un objeto y el que lo observa es el sujeto, puedo ser joven o viejo según la propia observación del objeto. Si me siento joven, soy joven. Yo soy consciente y esa consciencia me pertenece a mí, consciencia que ilumina los sentidos. El ser es puro y el ser no carece de nada, buscamos la existencia, buscamos el conocimiento y buscamos la felicidad. Son deseos innatos que vienen del ser, que no termina. La ignorancia es una incomodidad pero en el ser no hay carencia y no hay muerte. Todos nuestros problemas están resueltos pero no sabemos que están resueltos. Cuanto más sabemos más sabemos que no sabemos. ¿Qué le pasa al jugador de rugby que recibe un golpe? Si estuviésemos en un lugar extraño y recibiéramos un golpe hay dolor y hay sufrimiento. Pero para el jugador de rugby hay dolor pero no hay sufrimiento. Estamos en un campo de rugby y recibimos golpes pero como no sabemos las reglas ni conocemos el juego hay dolor y hay sufrimiento. El universo entero está regido por el tiempo y el espacio pero el espacio y el tiempo comienzan en la mente. Yo no dependo del cuerpo para ser, lo que yo soy no tiene principio ni fin. Pierdo el cuerpo pero sigo existiendo. Esto cambia nuestra relación con la muerte. Está tan marcado en nuestra mente de que somos el cuerpo y la mente y los sentidos que cuesta trabajo educar a la mente y decirle que solo somos un ser inmortal. Todo momento de sufrimiento y desasosiego es debido a una identificación con el cuerpo. Si supieramos las reglas del juego de Dios habría dolor pero no habría sufrimiento. En este campo de rugby que es el mundo debemos jugar con las reglas que Dios nos ha dado y hacer aquello para lo que hemos nacido. Este es el sentido del juego: Hacer aquello para lo que hemos nacido y saber que todo lo que nos sucede es para nuestro bien espiritual.

RUTH

Lunes, 31 de diciembre de 2007

RUTH
 

La magia es la realidad, lo que sucede es que la realidad es demasiado compleja para que podamos reconocer su magia, pero lo cierto es que vivimos en una cárcel racional y que todo lo que sucede no sucede en el diez por ciento que constituye la cárcel racional, sucede mucho más allá o mucho más dentro.

Conocí a Alexandra en un curso de Diseño Gráfico, ella era alta, morena, bienformada y con una expresión de cabreo en la cara que la hacía muy atractiva, la misma expresión que tenía Ruth. Pero habían pasado veinte años, veinte años desde que Ruth y yo nos conocimos y Alexandra era como si el diablo se burlara de mí. Alexandra tenía la misma edad que Ruth cuando la conocí, la misma expresión de cabreo en la cara. Pasó mucho tiempo antes de que me diera cuenta que Alexandra estaba en mi vida para recordarme que tenía un asunto pendiente con Ruth. De hecho, con Ruth, no llegué a intimar. Me gustaba, quedé con ella en una cafetería, no se presentó y no volví a verla. No volví a verla hasta que veinte años más tarde me encontré con Alexandra. Yo había roto con todas las ideas clichés, tenía mis propias ideas, cosa que no tenía hace veinte años. Me sentía mejorado intelectualmente. También había roto todo vínculo que me unía con una vida de onanismo y de contemplación de la suciedad, era mucho más puro. En cierta manera era intelectualmente mejor y espiritualmente mejor, pero era veinte años más viejo. Pero con la edad uno se vuelve puro. De alguna forma yo era puro yo, yo era mucho más yo que hace veinte años. Pero también era mucho más viejo. Tenía la teoría de que todos somos responsables de la cara que tenemos, que si me convertía en un borracho obsesionado tendría cara de borracho obsesionado. Por eso cada día pensaba en ser un pensador positivo para tener cara de pensador positivo. Pensaba en el tiempo en el que había sido perezoso y en cómo llegué a tener un rostro de perezoso, quería olvidarlo. También recordé la etapa de mi vida en la que metía tóxicos en mi mente como el alcohol y el katovik, el tabaco y el hachís. También quería olvidarlo. Quería ser un pensador positivo sin tóxicos, un pensador positivo que no era perezoso. Un pensador positivo trabajador. Si no era mejor que hace veinte años el tiempo habría pasado en vano. Cuando conocí a Alexandra estaba dejando de fumar, tomaba chicles de nicotina. Quería eliminar de una vez por todas las pequeñas molestias que ponía el tabaco en mi organismo y que sabía que con el tiempo se harían mayores, no es que quisiera ser más joven es que quería tener salud. Quería ser un viejo con salud y vivir muchos años con una vejez saludable fruto de la experiencia. Pero cuando conocí a Ruth ambos fumábamos, como fumaba Alexandra. Yo en aquella época pensaba que nunca llegaría a cumplir los cuarenta años, que moriría joven como James Dean. Yo había leído que cabalísticamente era un número nueve, el número nueve era el ermitaño por el tarot. Ser un número nueve cabalísticamente significaba que tendría que aprender a sufrir, que iba a haber soledad en mi vida y que iba a sacar conocimiento del interior, de lo oculto. Por fin sabía lo que siempre había sabido. Escribí un poema que decía:

“Ahora sé lo que siempre he sabido.

Huevo de dos yemas.

Los vaqueros me siguen valiendo.”

El huevo de dos yemas significaba que la vida me daba más de lo que esperaba, el verso de los vaqueros significaba que estaba aprendiendo a envejecer, que significa aprender a sufrir, aprender a ser un número nueve, aprender a ser el ermitaño. Había creado un haiku y como diría Goete sólo existe la nada para aquel que no ha creado nada.

Alexandra era muy creativa, dibujaba comics manga y lo hacía bien. Sus modelos los sacaba de Internet, eran muy valorados sus dibujos. Tenía talento, la mayor grandeza de este mundo consiste en tener talento. Pero el talento puede morirse si no lo ejercitas y si lo ejercitas Dios te da más pero si tienes poco talento y no lo ejercitas Dios te lo quita. Ya lo dice la Biblia: “Al que tiene se le dará más de lo que tiene, pero al que no tiene se le quitará hasta lo que tiene.” Y Alexandra tenía talento, por eso quizás tenía siempre cara de enfadada. Nunca supe si Ruth tenía talento o no, sólo que tenía cara de enfadada siempre. Decidí volver a llamarla, tenía su teléfono fijo y tal vez no hubiera cambiado en todo este tiempo. El encuentro con Alexandra lo había interpretado como una señal, debía volver a contactar con Ruth. No me costó mucho trabajo encontrar mi agenda del instituto, marqué el fijo de Ruth y tras un momento de sorpresa ella accedió a verme. Cuando llegó a la misma cafetería en la que me plantó hace veinte años la reconocí enseguida. Había cambiado poco, unas pocas arrugas en la frente y en las comisuras de los labios pero poco más. Seguía siendo una mujer estilizada y elegante, de bellos pechos y turgente pelo largo y oscuro. Seguía teniendo esos labios tan sensuales que tanto me hicieron soñar, ella sin embargo me encontró muy cambiado. Yo había ganado unos quilos y perdido mucho pelo. De todas formas simpatizamos al instante. Hablamos de mi novia, le conté que ella me había dejado y que estaba sufriendo mucho. Eso fue lo que hizo que se abriera a mí, bebimos unas copas. Me comentó que le hubiera gustado tener un novio escritor. Yo la conté que todavía estaba a tiempo de encontrar uno que realmente valiera la pena, que yo era un escritor pésimo y que nunca llegaría a nada. Fue entonces cuando me besó. Fue el beso más sensual que me han dado en mi vida. Entonces me dijo:

–Me das pena, pareces un niño que hubiera perdido a su perrito. Realmente eres como un niño que ha perdido a su perrito y que sabe que nunca más va a encontrarlo.

Sus palabras definían perfectamente mis sentimientos hacia mi exnovia.

Ella volvió a besarme.

En la radio ponían una canción que decía:

“Era un sueño, compañero.

Compañero, era un sueño.”

DECÁLOGO PARA LA FELICIDAD (De Jodorowsky)

Sábado, 29 de diciembre de 2007

1. Cuando dudes de actuar, siempre entre “hacer” y “no hacer” escoge hacer. Si te equivocas tendrás al menos la experiencia.

2. Escucha más a tu intuición que a tu razón. Las palabras forjan la realidad pero no la son.

3. Realiza algún sueño infantil. Por ejemplo: si querías jugar y te hicieron adulto antes de tiempo, ahorra unos 500 euros y ve a jugarlos a un casino hasta que los pierdas. Si ganas, sigue jugando. Si sigues ganando, aunque sean millones, sigue hasta que los pierdas. No se trata de ganar sino de jugar sin finalidad.

4. No hay alivio más grande que comenzar a ser lo que se es. Desde la infancia nos endilgan destinos ajenos. No estamos en el mundo para realizar los sueños de nuestros padres, sino los propios. Si eres cantante y no abogado como tu padre, abandona la carrera de leyes y graba tu disco.

5. Hoy mismo deja de criticar tu cuerpo. Acéptalo tal cual es sin preocuparte de la mirada ajena. No te aman porque eres bella. Eres bella porque te aman.

6. Una vez por semana, enseña gratis a los otros lo poco o mucho que sabes. Lo que les das, te lo das. Lo que no les das, te lo quitas.

7. Busca todos los días en el diario una noticia positiva. Es difícil encontrarla. Pero, en medio de los acontecimientos nefastos, siempre, de manera casi imperceptible, hay una. Que se descubrió una nueva raza de pájaros; que los cometas transportan vida; que un nene cayo desde un quinto piso sin dañarse; que la hija de un presidente intento suicidarse en el océano y fue salvada por un obrero del cual se enamoro y se casaron; que los jóvenes poetas chilenos bombardearon con 300.000 poemas, desde un helicóptero, a La Moneda, donde fue eliminado allende, etc.

8. Si tus padres abusaron de ti cuando pequeño/a, confróntate calmadamente con ellos, en un lugar neutro que no sea su territorio, desarrollando cuatro aspectos: ‘Esto es lo que me hicieron. Esto es lo que yo sentí. Esto es lo que por causa de aquello ahora sufro. Y esta es la reparación que pido’. El perdón sin reparación no sirve.

9. Aunque tengas una familia numerosa, otórgate un territorio personal donde nadie pueda entrar sin tu permiso.

10. Cesa de definirte: concedete todas las posibilidades de ser, cambia de caminos cuantas veces te sea necesario.

EL SENTIDO DE LA VIDA

Sábado, 29 de diciembre de 2007

El amor es una fuerza que viene de Dios, de dentro, del universo y que es imprescindible para encontrarle un sentido a la vida. cuando muera unos me considerarán mejor y otros peor de lo que soy, pero lo que yo he sido ni siquiera yo lo podré saber realmente. Amar lo que haces es la fuerza necesaria para existir, amar tu trabajo, tu ocio, tu familia, tu pareja. Amar el mundo, tu ciudad, tu casa. Amar tu persona.

EL SENTIDO DE LA VIDA

Sábado, 29 de diciembre de 2007

Yo creo que el sentido de la vida es la prpia evolución espiritual del individuo. Nacemos para perfeccionarnos espiritualmente y desde nuestro nacimiento nos vamos encontrando con las experiencias necesarias que nos ayudarán a evolucionar. Es posible que también nos encontremos con personas que nos ayuden a evolucionar, en otros casos puede ser una vivencia o puede ser la lectura de determinado libro. La religión también puede ser un vehículo para lograr los cambios ncesarios en nuestra alma. Pasamos del reino material al espiritual. Yo creo en la reencarnación, eso quiere decir que en nuestras vidas pasadas alcanzamos cierto grado de sabiduría que tenemos que completar en nuestra vida actual. Pero del mismo modo que podemos tener una evolución también podemos caer en una involución. El sentido del sufrimiento es ayudarnos a evolucionar personalmente. Todo lo que sufrimos en esta vida es para mejorarnos y salir fortalecidos de la experiencia amarga. El cosmos quiere que todo lo que nos suceda sea para nuestra evolución personal.

ISHTAR 12

Viernes, 28 de diciembre de 2007

12
 

Letras de canciones impresas en el corazón de los hombres, en el Edén de una casa de citas. Mujeres que corren, infierno de las leyes. Luces apagadas y labios que se cierran para siempre. Espejos de la decepción. Un alma de viejo para el cuerpo que se hace viejo. Grilletes para los recuerdos. Prosa poética como letras de canciones. El recuerdo del recuerdo de Madrid. La mujer que fumaba heroína y que era sexy. La mujer que parecía una vieja prostituta y ni era vieja ni era prostituta. Esta es la triada fundamental: ser un genio, ser fuerte y confiar en Dios. Especialidades para agarrarse a los sillones, barra libre de definiciones. Huevo de dos yemas. La pornografía es cultura. Los vaqueros me siguen valiendo. Encontrar un gran amor, fabricar un gran amor, inventar un gran amor…¿Cómo es de nueva tu alma? Lo cierto es que ya hay actores que no aguantas, escritores que no aguantas, gente que no aguantas. Eso antes no pasaba, canas al aire. Vida insana, eso era lo sano. Al perfume letal le sobra nobleza. El que no tiene miedo al mal porque es el mal. Verdes praderas, manos azules. Nuevo Catecismo Católico. Es espíritu se traduce en la triada fundamental, sólo hay que esperar para lograr la transformación de la expresión del rostro, de la expresión del cuerpo. Todo aquello llega y transforma, la triada fundamental. No dejarse vencer por la tristeza, aunque la tristeza llega. Cuando no tienes una pareja para compartir tu vida tienes una vida para compartir a tu pareja.

ISHTAR 11

Jueves, 27 de diciembre de 2007

11
 

El héroe no llega a tiempo. Era el tema del primer comic que leí de niño y que fue mi bautismo de violencia. El héroe no llega a tiempo de rescatar a la joven que va a ser sacrificada al dragón y el dragón se la come. La historia termina con otra joven que va a ser sacrificada al dragón y que será rescatada por el héroe que esta vez si llega a tiempo. La primera vez el héroe no llega a tiempo porque tiene miedo, la segunda vez ya no tiene miedo. Vivir sin miedo, esta es la moraleja. Cuando era joven, muy joven, era imprudente y no tenía miedo a nada. Una vez vi en unos carteles que se había perdido un doverman por un parque y me puse a buscarlo por ese parque en el que pasaba. No le tenía ningún miedo al perro, yo iba a devolverle a sus dueños. Le atraparía por el collar y llamaría a sus amos. No tenía ningún miedo. En otra ocasión me fui andando solo por el monte, anduve y anduve hasta que encontré unos chalets en construcción y me metí dentro para curiosear. No tenía miedo de los perros y animales del monte, no tenía miedo de meterme en las casas…¿Cuándo empecé a tener miedo? En cuanto tuve sentido común, fue el sentido común lo que me hizo tener miedo. Pero el sentido común se convirtió en algo irracional y empecé a tener miedo por todo. Ahora tengo miedo a envejecer, a quedarme solo. Miedo a no encontrar pareja, miedo a no ser querido. Este es el peor miedo de todos. La fuerza debe sacarse de Dios, uno debe pensar que nunca se está solo, que está Dios. Y uno debe tener también confianza en sí mismo. Uno debe luchar contra los grandes monstruos de esta vida: El dolor y el aburrimiento. Para no sufrir estando solo uno debe sentirse bien consigo mismo, sentirse bien en su piel. Es lo más difícil de este mundo, sentirse bien dentro de la piel de uno. La mayoría de los desastres personales se deben a una cuestión de autoestima. Ojalá pudiera sentirme un genio, sentir que tengo talento. Sentirme como me sentía en mi primera juventud. Escuchaba música latina en un bar latino y bebía sin preocupación, era feliz. El drama de no ser feliz ahora consiste en que hace diez años era más feliz. Pensar que en la vida todo se desgasta es lo que más desgasta. Sentir que todo envejece es lo que más envejece. Está el miedo a deprimirse, pero peor es el miedo a aburrirse. Cuando me emborrachaba no me aburría, emborracharse es lo más divertido que hay. Un litro de cerveza me ayudaba a pasar la tarde entretenida. Dos botellines de cerveza de importación significaban un par de horas de felicidad. Cuando bebía la música me decía cosas que no me decía sereno. Escuchar música con un puntillo o salir a ver a chicas a la calle era todo un acontecimiento. Esa era mi vieja felicidad. De joven beber solo en los bares me ayudaba a ser feliz, no necesitaba a nadie sólo mis copas y mi cerveza y así estaba bien. Ahora todo eso ha desaparecido como lágrimas en la lluvia. La felicidad debo buscarla dentro de mí, y eso es muy difícil. Siempre he recurrido a substancias exógenas para ser feliz y ahora no puedo hacerlo. Ha pasado el tiempo y ya el alcohol o cualquier droga me sientan mal o es un pasaporte hacia la locura. Demasiado pronto para disolver mi ego y meditar. Demasiado tarde para ser un alcohólico. Me quedan los placeres carnales y los puramente intelectuales, y me queda engordar mi ego. Engordar mi ego también puede ser un placer. Ser más guapo, más fuerte, más joven, tomar sólo alimentos afrodisíacos. Yo la busco y no la encuentro: la alegría de vivir.

Lo que no puede ser es preferir el sueño a la realidad y dormir hasta las dos de la tarde para tener así sueños bonitos, vivir en la inconsciencia, vivir en un sueño. Cuántas veces preferí los sueños a la realidad, cuántas veces me procuraba sueños bonitos, cuántas veces el soñar ha sido mi actividad preferida, cuántas veces me decía para qué despertarse y cuántas veces me despertaba sin ganas de hacerlo. Y ahora recordar los vinos que me tomaba en la bolera con mi novia, la felicidad de beber y la felicidad de tener novia. Ahora no me queda nada. Todo son recuerdos…¿Qué debo hacer ahora? Debo ser fuerte porque la vida sigue. No puedo dejarme hundir por este problema. La mejor manera de ser fuerte es empezar a ser fuerte físicamente. Si soy fuerte físicamente seré fuerte mentalmente. Ser fuerte y ser genial es lo que necesito, ser fuerte y ser genial es lo que me pide el ego. Ser fuerte física y mentalmente y ser genial en la vida y en la obra que como decía Maiakosky, un poeta debe ser un maestro de la vida. Y ser un poco malo también. No se puede ser tan bueno porque se sufre mucho, mejor ser un poco malo. Ser un poco malo, ser fuerte y ser genial. Y pasar del horóscopo, pasar de la astrología. Crearse tu propio destino. El destino se lo crean los fuertes, los demás se ven arrastrados por su destino. EL DESTINO ES DE LOS FUERTES. Ser señor de mi destino, ese quiero que sea mi destino. La g de genio y la f de fuerte, y la c de c

ISHTAR 10

Jueves, 27 de diciembre de 2007

10
 

El problema de la derecha es que se dedica a despreciar a la gente…¿Qué hace uno del pepé de ciudad cuando le presentan a uno del pepé de pueblo? Le desprecia. La derecha se mueve en su forma de creerse superior y se alimenta del miedo, del miedo a ETA o del miedo al terrorismo internacional. La derecha necesita que sintamos miedo para tenernos controlados. Pero peor es la izquierda que necesita que tengamos resentimiento social. La izquierda nos quiere resentidos y la derecha nos quiere miedosos. Y puede haber gente miedosa y resentida que sea un poco de derechas y un poco de izquierdas por eso cuando una persona me dice que es de derechas o que es de izquierdas siempre pienso que tiene un problema. Yo era una persona miedosa, tenía miedo de Satán así que la iglesia me tenía controlado, también tenía miedo de las penas del infierno así que la iglesia me tenía controlado. Tenía miedo de los comunistas, de los antisistema, del terrorismo, así que la derecha me tenía en sus garras. Yo era un jovencito de derechas muy del pepé, pero era de provincias. Cuando fui a la capital los jovencitos del pepé me despreciaron por provinciano y cuando un amigo me dijo que no defendiera al pepé, que qué era lo que el pepé había hecho por mí, decidí pedirles trabajo y me enviaron una carta dándome a entender que no tenía la suficiente cualificación para entrar a formar parte de su grupo. Porque la derecha, amiguitos, es selectiva. Por otro lado la derecha ya no quiere a jóvenes nacionalcatólicos, quiere a jóvenes que sean partidarios del sistema capitalista, que crean en el sistema capitalista, quiere a jóvenes liberales. Hace algunos años, en una reunión de juventudes del pepé la rama nacionalcatólica no fue bien recibida por la rama liberal. La rama nacionalcatólica huele a franquismo, a cosa vieja y rancia. El futuro es creer que el sistema capitalista es justo, o eso o eres un antisistema y eres un radical y eres peligroso…¿Por qué ese interés de la derecha de no pactar con ETA, ese resentimiento tan propio de la izquierda? Comprendo que después de Miguel Angel Blanco, después de Ortega Lara el resentimiento contra ETA pueda ser mucho, pero…¿No han aprendido de los analistas internacionales que al final la única forma de dejar de lado el sufrimiento es acabar negociando con los terroristas? Al final hay que negociar con los terroristas porque si no es la barbarie y la lucha puerca y dura, la guerra total, la solución policial y militar…Incluso Estados Unidos tendrá que negociar con Alqueda cuando ésta le diga que tiene una bomba atómica preparada para hacer explosión en alguna de sus ciudades, cuando se empleé el arma del chantaje nuclear. Al terrorismo sólo se le puede derrotar-erradicar cuando es una florecilla silvestre no cuando ya es un árbol fuerte de hondas raíces. Creo que los alemanes acabaron con un grupo terrorista incipiente erradicándolo de raíz hace muchos años y que por eso Alemania no ha vuelto a tener terrorismo, pero también acabaron con los espartaquistas de un plumazo. Hace falta ser alemán para acabar con el terrorismo cuando todavía no ha empezado, los españoles nunca tendríamos tanta mano dura. La guerra total contra el terrorismo es ponerse al mismo nivel que ellos, es una sangría y un derroche de dolor y sufrimiento, el conflicto se puede enquistar y durar años y años, que yo no había nacido cuando ETA mataba ya y ahora soy un señor calvo de treinta y seis años y sigue habiendo muertos. Yo estoy por la negociación, eso es lo que significa creer en el ser humano, eso es lo que significa ser optimista. Porque la derecha, amigos míos, siempre ha sido pesimista, siempre ha pensado que el ser humano no es bueno y que hay que tener mucha policía y mucho orden porque el ser humano no sabe comportarse. Por eso hay tanta gente de derechas porque hay mucha gente pesimista. Por eso los viejos son de derechas porque la vida les ha hecho perder la fe en el ser humano y saben que si no hay un orden fuerte que los controle la bestia suele aflorar en ellos. Al final siempre hay que negociar, aunque nos joda. Además España no puede llevar a cabo una guerra total contra el terrorismo, no somos Alemania, no somos los Estados Unidos. Claro que también puedo equivocarme. Pero dejemos de hablar de cosas tristes.

Ahora quiero esbozar una teoría sobre las mujeres, cambiando de tema.

Antiguamente la mujer quería casarse y tener hijos por su propia conveniencia, ya que iba a vivir mantenida por su marido y se iba a realizar como mujer. Ahora la mujer quiere trabajar y estudiar también por su propia conveniencia para no tener que depender económicamente de su marido. Haga lo que haga la mujer siempre lo hace por su propia conveniencia. Lo más claro de esta teoría está en el hecho de que la mujer puede seguir siendo mantenida por su marido pero una mujer nunca va a mantener a un pobrecillo, ahí no quieren igualdad. Y ahora que ya me he metido con el pepé, con el terrorismo y con la mujer voy a seguir creando polémica: el odio a todo lo religioso.

Odio hacia todo lo religioso: Pese a que Nietzsche dijera que en el cristianismo estaba el espíritu de la pesadez, queda de cierto en la mentes un odio hacia todo lo religioso y no sólo ante ese espíritu de la pesadez, que es la muerte de alguna manera. El fragor de las campanas molestaba a Majón en las postrimerías del 11m, era algo muy significativo. Todas las campanas de Madrid replicando a muerto, se veía como una apropiación de la iglesia católica de las víctimas. Y el caso que conocí de aquella mujer que trabajaba en un laboratorio y le pidieron hacer un belén en navidad con probetas y pipetas y que se negó a ello porque ella no había llegado a aquella empresa a hacer belenes…es un odio a todo lo religioso pero quizás sea un odio sólo a lo judeocristiano…¿Y si a esa chica del laboratorio le hubieran dicho que era el día de Buda y que debía hacer las cuatro verdades nobles con pipetas y probetas? Quizás aunque hubiera sido mucho más difícil lo hubiera intentado. Y ahora que llega la navidad pienso en esa gente que manda Christmas por Internet a los amigos pidiéndoles perdón por si pudiera molestarles porque es que hay gente que no les gusta la navidad. También me acuerdo de aquel dueño de discobar que en navidad encendía una vela con sus clientes para celebrar la venida del dios-sol, no del nacimiento de Jesucristo y que me dijo al desearle feliz navidad que él no creía en fiestas paganas porque para él la navidad era paganismo, desviación del antiguo rito al dios-sol.

Aunque me he metido con el pepé antes también quiero tocar un tema: odio hacía todo lo que sea el pepé. No hace mucho que estudié diseño de páginas web en un curso del paro y allí coincidí con un veinteañero panki que era un artista, un estupendo fotógrafo y también dramaturgo pero completamente antipepé, su paranoia era que le perseguía la ultraderecha y le llamba guarro por la calle. Él era un joven antisistema de Valladolid, de esa media docena que creo que existen por aquí. Se jactaba de tener un amigo independentista, de Aragón para más señas, con el que chateaba y se escribía. El joven antisistema necesitaba tener un amigo independentista para afianzarse en su modo de ver el mundo antipepé. La bestia negra del pepé es el independentismo del signo que sea, así que ser independentista es la mejor manera de ser antipepé que existe…¿Por qué ese odio antipepé, esa manera de establecer alianzas con el diablo sólo para fastidiar a los más conservadores? Quizás tengamos algo de sádicos los seres humanos. La gente quiere vivir despreciando, ya no es necesario ignorar al pepé también hay que despreciarlo y una forma de hacerlo es tener un modo de vida antipepé, amigos independentistas o ser independentista. Claro que también podríamos hablar aquí de tener un comportamiento antisocialista o anticomunista. Tener una novia monja no vale. Al final como decía Schopenhauer este mundo es un campo de concentración en el que todos somos compañeros de desgracias, así que hay que vivir con amor como dice el anuncio de Cocacola. Y este es mi mensaje Cocacola: hay que vivir con amor. Sin despreciar a la gente, sin estar resentidos, sin tener miedo, sin ser machista y sin querer joder al prójimo. FELIZ NAVIDAD Y PRÓSPERO AÑO NUEVO.

Universo maestro

Sábado, 8 de diciembre de 2007

UNIVERSO MAESTRO
 

 

Universo maestro,

cuenta de vidas,

espectro carnal

en la insólita dimensión del tiempo.

Cuerpo de cenizas en la ingravidez,

vuelo mecánico de los alados vivos

que me traen el sueño sin forma.

Pasadizo de piedra lunar,

cantera del enjambre humano dormido,

dominios del azar.

Percibir lo existido volviendo.

Número opaco

Sábado, 8 de diciembre de 2007

NÚMERO OPACO DE LOS AÑOS
 

Número opaco de los años,

tierra dulce para mi ser,

espejo perfumado,

vacío disfraz de los actos,

visible entidad desdibujada,

bendición del sopor.